6+1 CONSEJOS PARA SUPERAR EL MIEDO AL COVID

6+1 CONSEJOS PARA SUPERAR EL MIEDO AL COVID

Parece que esta pandemia no se va, sino todo lo contrario.

Cada uno de nosotros hemos pasado este 2020 con diferentes estados emocionales. Nos encontramos con personas que han perdido a uno o más seres queridos y que están aún con su duelo o incluso la rabia. Otros intentan entender y aceptar la situación dentro de una monotonía inusual. Otros están enfadados por no querer someterse a lo que les dicta el sistema…

Pero os puedo asegurar que TODA la sociedad ha sentido MIEDO. Te contaré un secreto: el miedo es parte de nuestra resiliencia, es parte de nosotros. Con cierto miedo llegarás más lejos. ¿O es que crees que cuando Nadal sale a la pista no siente miedo? Y qué decir de los actores ante un estreno de cine o de teatro. El miedo te hace estar en alerta y eso es bueno. Lo malo es cuando el miedo te hace entrar en estado de alarma y es como si nos desconectáramos de nosotros mismos: ahí es cuando empezamos a actuar como una “gallina descabezada”, sin parar de hacer, pero sin saber muy bien qué hacemos, o bien nos quedamos paralizados, en shock.

Por tanto, quédate con que el miedo es de valientes, si sabemos gestionarlo desde un nivel de conciencia, sabiendo lo que está ocurriendo y cómo afrontarlo.

Aquí te dejo 7 consejos para gestionar tu miedo ante esta situación:

  • Aceptación: es lo que hay y da igual cual sea su procedencia, el caso es que el COVID-19 ha llegado a nuestras vidas y nuestra realidad ha cambiado radicalmente. Claramente, esto influye más a las personas rígidas que a las personas flexibles, por tanto, es hora de desarrollar tu capacidad de adaptación. Es hora de poner en marcha el sentido común y en lugar de enrocarte en lo que no puedes hacer, dale rienda suelta a tu creatividad y empieza a buscar lo positivo de esta situación.
  • Cuida de la información que recibes: desde mi punto de vista es lo que más nos está afectando (sin olvidar el dolor por los que ya no están). La indignación por la gestión de la situación es tremenda, pero si hiciéramos un seguimiento de las noticias que se han dado a lo largo de este año, dejaríamos de un lado el miedo para pasar a la ira. Así que sin más deja de ver la TV convencional donde sólo hablan del problema, generando incertidumbre. Busca información veraz que no genere incertidumbre de continuo.
  • Deja atrás la histeria colectiva: más que nunca es importantísimo la calidad de nuestras relaciones humanas. Una relación de calidad es aquella que te aporta seguridad, ahora mermada entre otras cosas por la paradoja del miedo al contagio ante un buen abrazo o la por la mascarilla que hace que no podamos tener un buen lenguaje no verbal que nos aporte sosiego y seguridad. No es momento de relacionarte con personas tóxicas, o con aquellas personas que sólo hablan de calamidades. Haz una dieta détox de personas que te generan angustia.
  • Ponte a buscar soluciones frente al destino: la mente humana es tan rebuscada que, ante un problema y 1 hora, está 59 minutos dándole vueltas al problema sin parar de hacerse preguntas. La pregunta correcta lleva a la solución. Aporta soluciones a la incertidumbre, no te dejes llevar y ante los posibles escenarios que puedan venir, determina tu camino, qué hacer para cada escenario. La queja y la victimización no te salvarán, sólo te salvará tu autodeterminación. ¡A por ello!
  • Aumenta tu resiliencia ante esta situación:  deja de quedarte con que no puedes viajar e imagínate viajando a tu lugar preferido del mundo o tomando el sol en la playa. Así es, si no puedes hacer imagínalo. Porque el poder de la imaginación hace que tu cuerpo sienta lo mismo que si estuvieras allí y queda cada una de las sensaciones y emociones impregnada en tu cuerpo. De esa manera aumenta tu resiliencia, que va a ser básico para tener la capacidad de superar lo que la vida nos depare. A través de este ejercicio de imaginar aquellas cosas, personas, situaciones, que te hacen sentir bien aumentarás la capacidad para aguantar situaciones complejas.
  • Sigue siendo feliz: porque la felicidad no depende de los sucesos externos, es algo que generamos intrínsecamente. Dan Gilbert, profesor en Harvard, experto en Psicología Positiva y Ciencia de la felicidad, tras analizar nuestra respuesta emocional ante eventos traumáticos, encontró que el nivel de felicidad de una persona tras sufrir una situación traumática (por ejemplo, un terrible accidente) vuelve a su nivel habitual de felicidad 6 meses después de que suceda. Así que además de disfrutar de pequeños momentos de felicidad ante estas circunstancias, piensa que dentro de 6 meses i tú quieres seguirás disfrutando de la vida, recuerda cómo fue este verano y seguíamos bajo los efectos de esta pandemia.
  • Controla tu voz y tu mente: con un pensamiento, el cerebro comienza a producir sustancias químicas que te hacen sentir como estás pensando.  Y funciona como un bucle, ya que sigue retroalimentándose de continuo. Por ejemplo, si pienso en que me contagio puedo quedarme ahí y decir que todo irá bien o puedo irme a pensar que terminaré grave en el hospital, etc. Y ahí ya he dejado al miedo que se apodere de mi en toda su esencia. Cuando sientes como piensas, comienzas a pensar como sientes. Es un bucle sin más y lo importante es saber salir de él.

Ten claro que cada uno de nosotros tenemos la capacidad natural de gestionar el miedo: Pero si no puedes por ti mismo, te aconsejo que te pongas en manos de un especialista cuanto antes.

Ya lo decía Milton Erickson (psiquiatra americano 1901-1980): “No es lo que pasa lo que nos afecta, nos afecta la forma en la que respondemos a lo que nos pasa”.

Escribir un Comentario