Deja atrás la astenia primaveral

Deja atrás la astenia primaveral

¿Tengo astenia primaveral?

La primavera la sangre altera.
En abril aguas mil.
La primavera o te adormece o te altera.

Efectivamente ya lo dice el refranero español. Cuando llega la primavera, estación tan deseada por la mayoría de la gente, llena de luz y de color, algunas personas se ven afectadas en su estado de ánimo.

A ello se la conoce como astenia primaveral, depresión estacional o trastorno afectivo estacional, pero no es considerada como una patología. Es más bien un cuadro de adaptación al medio.

La depresión estacional se caracteriza por ser cíclica y aparecer fundamentalmente en primavera y otoño, pero las depresiones más comunes, cerca del 70% comienzan en otras estaciones del año. Esta sintomatología aparece casi por igual en hombres que en mujeres.

Los síntomas que aparecen suelen ser:
• Tener poco interés en las cosas, desmotivación.
• Baja energía, pereza.
• Apatía.
• Desesperanza.
• Falta de entusiasmo.
• Baja capacidad de disfrute.
• Sentir tristeza o ansiedad sin ningún motivo aparente.
• Alteraciones en el sueño.
• Falta de apetito.
• Falta de concentración.
• Pensamientos recurrentes o rumiación.
• Baja autoestima e irritabilidad.
• Falta de deseo sexual.
• Culpabilidad.

¿Y cuales son la causas y que podemos hacer para remediarlo?

Se desconocen las causas exactas del trastorno, pero las hipótesis más frecuentes son:

• Debido a los ritmos de autorregulación biológicos, influyendo aquí los ritmos circadianos e infradianos: tiene que ver con los cambios de horario, los cambios rápidos en la luz solar, los cambios de presión atmosférica y humedad, etc.
Ya hablaré más en detenimiento de los ritmos de autorregulación, ya que me parece algo básico a conocer para mejorar nuestra saludo física y emocional, pero de cara a mejorar la astenia primaveral aconsejo ir a la cama poco después de que el sol desaparezca e ir equilibrando gradualmente el cambio horario, que no sea de manera brusca.
El tratamiento principal para el trastorno es la fototerapia, que consiste en reemplazar la luz del sol que se pierde durante estos meses. Pero casi la mitad de las personas con el trastorno no responden a la terapia de luz sola y necesitan de psicoterapia.

• Otra de las principales causas se debe a un desequilibrio tanto en la serotonina, como en la melatonina. La serotonina es un neurotransmisor que afecta el estado de ánimo y en la melatonina hormona producida en el cerebro que ayuda a regular el ciclo del sueño, el sistema inmune y los estados de ánimo.
Para ello aconsejo tratarlo con una rica alimentación basada en una dieta antinflamatoria, evitar especialmente las carnes rojas, sin harinas ni alimentos procesados que aumenten la inflamación, incluir Omega 3, cúrcuma, cítricos, vitamina D. Toma el sol unos minutos al día.
Y por supuesto incluir deporte o alguna actividad que te haga mover el cuerpo para aumentar la serotonina de manera sencilla.

Y como ya me conocéis os diré que el mejor antidepresivo está en ti mismo, no te quedes en lo negativo ni en los pensamientos depresivos, opta por llevar una vida optimista, que hará que te sientas bien y generará a tu alrededor un clima positivo.

Si con lo explicado anteriormente no consigues cambiar tu estado de ánimo, no ignores ese sentimiento que tienes todos los años, considerándolo un simple caso de «tristeza invernal» o un bajón estacional con el que tienes que lidiar tú solo. Toma medidas para mantener tu ánimo y tu motivación estables durante todo el año y si no puedes con ello acude a un psicólogo para llevar a cabo un proceso terapéutico.

Puedes escuchar este podcast donde hablo de todo esto:

Escribir un Comentario