EN BUSCA DEL EQUILIBRIO EN EL DÍA A DÍA DEL TRABAJO

 EN BUSCA DEL EQUILIBRIO EN EL DÍA A DÍA DEL TRABAJO

En este año nuestra vida ha cambiado muchísimo, ya escribí sobre cómo la pandemia ha cambiado nuestra manera de relacionarnos. Hoy me toca hablar del cómo mantenernos calmados y productivos a nivel laboral con la que está cayendo.

Se dan todo tipo de temores y circunstancias:

  • Aquellos que tienen miedo a volver al trabajo y que en casa se sienten tan a gusto. Es normal, el miedo se respira en el ambiente, las noticias no ayudan y te hacen volver justo cuando empieza un nuevo pico de contagios. Si sientes mucho miedo intenta negociar el quedarte en casa, pero si no se puede acude con el foco en todo lo que el trabajo te puede aportar de positivo (salario, amigos, salir de casa, momentos de desconexión en medios de transporte, etc.), en lugar de focalizarte en lo negativo (contagios, medios de transporte peligrosos, etc.)
  • Aquellos que están encerrados en una jaula de oro en su casa y trabajando en muchas ocasiones un par de horas más al día. Es como estar en la cárcel, pero en casa, cubriendo tu horario y sin atreverte a levantarte o a salir por si te llaman. Intenta en la medida de lo posible poner límites para que puedas salir, ejercitarte y relacionarte. Lo más importante es que aprendas a gestionarte, a vivir sin un jefe encima todo el día. Creo que es toda una oportunidad de aprender a gestionar por objetivos y rendimiento, no por horas trabajadas.
  • Aquellos que están en un ERTE parcial y que le dedican muchas más horas de las que deben. Aquí claramente se está dando un desequilibrio entre lo que das y lo que recibes y esto genera malestar. Para subsanarlo no hay nada como poner las cartas sobre la mesa y comunicar a tu empresa como te sientes. Pero si sientes miedo por hacerlo, por el posible despido, por lo que sea, quédate con lo positivo de la situación (estás en activo, sigues relacionándote, etc.) y si aun así no estás cómodo ponte en marcha, será una nueva oportunidad de reinventarte o de encontrar una nueva oportunidad laboral.
  • Los autónomos o empresarios a quienes les ha bajado su actividad y sus ingresos. Quien te dijo que sería igual el resto de tu vida. Todo cambia y por tanto tu negocio también. La capacidad de adaptación es básica para tener éxito a nivel empresarial. Es necesario dejar de pensar en qué va a ser de tu vida y darle rienda a la creatividad e imaginación para aportar a tu negocio aquello que ahora necesita el mercado. Si tu estás bien todo va bien, por lo que es importante que pienses en ti y no en salvar a otros. Aunque sea duro el último en bajar del barco es el capitán.
  • Los desempleados son los que más miedo pueden tener en este momento, claramente la inseguridad económica conlleva un elevado estrés. Por ello, en lugar de focalizarte en el miedo al desempleo o al tema económico, céntrate en la búsqueda de nuevas oportunidades. Buscar trabajo es un trabajo, así que ponte un horario y respétalo porque de esa manera te respetas a ti mism@. Es el momento de reinventarte, encuentra tu Ikigai y decide cómo quieres vivir a partir de ahora.

Cada uno de nosotros reaccionaremos de una manera determinada a lo que nos está deparando esta nueva situación, tanto a nivel personal como a nivel profesional en función de cómo es nuestra personalidad. En base a cada eneatipo (Tipos de personalidad) reaccionaremos de la siguiente manera:

  • Eneatipo 1 que es el que quiere tenerlo todo contralado lo pasará mal porque ahora está todo fuera de control. Será importante establecer planes de actuación de car a mermar la incertidumbre.
  • El eneatipo 2 que es el que vive por y para los demás debe aprender ahora a velar por si mismo, ya que el mirar a otros le va a llevar al descentramiento.
  • El eneatipo 3 que busca el éxito de continuo se va a adaptar. Buscará el reconocimiento de continuo.
  • El eneatipo 4 se toma todo muy a pecho, por lo que ha de aprender a normalizar la situación de lo ocurrido sin importarle mucho lo que los demás opinen sobre su situación personal.
  • El eneatipo 5 va a estar encantado de estar encerrado en su cada y su problema será el volver a la relación con los demás y a hacer un trabajo más expansivo.
  • El eneatipo 6 es el más leal, por lo que será uno de los que menos conflictos plantee ante esta situación. Necesitará seguridad en lo que hace y pará que lo hace.
  • El eneatipo 7 es el entusiasta, por lo que le va a costar mucho más centrarse sin una supervisión directa y sin estar con los demás, así que es importante que aprenda a autogestionarse.
  • El eneatipo 8 es el líder nato, por lo que si controla su agresividad y su parte antisistema será un gran pilar en estos momentos para movilizar.
  • El eneatipo 9 es el tranquilo y pacificador, pero tendrá que ser capaz de no perderse y focalizarse cada día.

Para terminar, quiero insistir en que el equilibrio a nivel laboral ante estas circunstancias nos llegará estando lo más centrado posible, estando muy conscientes de cómo somos y que queremos, independientemente de la situación que te está tocando vivir.

  • Será importante establecer cual es tu ikigai y a partir de ello establecer los objetivos a largo, medio y corto plazo.
  • Focalizarte en cada objetivo evitando las distracciones innecesarias (adiós a la información toxica, al móvil, etc.)
  • Establecer uno o varios planes de actuación en función de los posibles escenarios que se puedan dar.
  • Conciliar tu vida personal y profesional: es importante que te sientas pleno en los diferentes aspectos de tu vida: familia, hobby, deporte, salud, etc.
  • Mantener un equilibrio emocional continuo que te aportará claridad mental y perspectiva además de aumentar el rendimiento. Tener tiempos de descanso cada 90 – 120 minutos, respirar, meditar y dormir las horas que necesites.

Escribir un Comentario