LOS DESEOS DE TU VIDA

LOS DESEOS DE TU VIDA

Quien ha hecho terapia conmigo sabe que casi siempre les hago hacer este ejercicio.

Si yo fuera Aladino y pudiera hacerte cumplir tus deseos me gustaría que me dijeras los 10 deseos que quieras cumplir en tu vida y los priorizas

Este es un gran ejercicio para conocer la prioridad de las personas. Algunas de ellas sienten que es imposible contestar a esta pregunta, suele ser porque están muy bloqueadas o deprimidas. Aquellas personas que me dicen que no piensan en el mañana y que sólo quieren vivir el presente, les digo que muy bien que sigan viviendo el presente, pero si tuvieran a Aladino en frente que le pedirían. Es el momento de soñar. ¡Sueña alto! A partir de aquí ponte en acción. Ve a por ello.

Cuando me hicieron a mi esta pregunta contesté:

  • Tener salud física y emocional
  • Sentirme orgullosa de mis hijos cuando ellos sean adultos y vuelen, al lado de mi pareja.
  • Llevar a cabo mi proyecto de psicoterapia y poder llegar a ayudar a mucha gente.
  • Disponer de una economía saneada que me permita vivir bien.
  • Tener un hogar en el que me sienta cómoda.
  • Viajar por todo el mundo.
  • Montar una ONG en África.

A partir de ahí me pongo en marcha para cumplir cada uno de los deseos. ¿Se van a cumplir al 100%? Pues seguro que no viajo por todo el mundo, pero si dispongo de una economía saneada será más factible, así que no me conformo con tener una consulta para llegar a fin de mes, me pongo en acción para conseguir todo lo demás, entre otras cosas pagar a mi terapeuta cuando lo necesito o a mi osteópata para tener mi espalda saneada, etc. Si te das cuenta todos van en consonancia y yo he de velar por conseguir el equilibrio en cada uno de ellos para que al final de mi vida le diga a Aladino en qué medida se cumplieron mis deseos y si he vivido una vida plena.

Un objetivo sin un plan es sólo un deseo. Así que ponte a ello.

La vida la creas tú. Tu eres el único responsable de tu vida, y te diré una cosa importante, la vida es un momento, la vida se te escapa cada día y la vida se acaba. ¡Así que deja de hacer planes para mañana y comienza hoy!

Steve Jobs decía: “Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones en la vida. Debido a que casi todo, las expectativas externas, el orgullo, el temor a la vergüenza o al fracaso; todo eso desaparece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante.” “Recordar que se va a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tenéis algo que perder. Ya estáis desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a vuestro corazón”.

“Vuestro tiempo es limitado, así que no lo desperdiciéis viviendo la vida de alguien”

“Me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto, ¿si hoy fuese mi último día, querría hacer lo que voy a hacer hoy? Si pasan varios días y la respuesta es no, sé que tengo que cambiar algo”. “Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón”. Esta última frase, según dijo, marcó su vida cuando solo tenía 17 años.

Otra de las preguntas que hago en consulta es en el momento en que seas muy viejecit@ ¿te lamentarás por lo que pudo haber sido y no fue o celebrarás haber llevado una vida plena y satisfactoria? ¿De qué no deberías arrepentirte nunca?

Y aquí me baso en el maravilloso libro Los cinco mandamientos para tener una vida plena de la enfermera australiana Bronnie Ware que tras años cuidando de personas terminales, recogió los cinco mayores arrepentimientos de las personas que van a morir:

  • “Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir la vida que yo quería, no la que los demás esperaban de mí”. Es el arrepentimiento más repetido. Es el momento en el que te das cuenta que la vida que has llevado no cumplía tus deseos, sino los de los demás. Escucha tu alma y deja atrás la conciencia social y familiar y encontrarás la felicidad.
  • “Ojalá no hubiera trabajado tanto”, es el sentimiento más común en los hombres. Recuerdan sus horas en el trabajo como tiempo perdido que no dedicó a lo realmente importante: su familia y sus amigos. Por favor concilia.
  • “Ojalá hubiera tenido el valor para expresar mis sentimientos”. Se dan cuenta de cuántas veces renunciaron a lo que querían o a manifestar sus sentimientos para evitar el enfrentamiento, renunciado así a sus deseos o a su bienestar. Recuerda que sólo tú eres el responsable de tu vida.
  • “Ojalá hubiera seguido el contacto con mis amigos”. Todos echan de menos a sus amigos cuando se están muriendo. Pero en especial se culpan de no hacer cuidado y nutrido ciertas amistades. Agradece y comporte.
  • “Ojalá me hubiera permitido ser más feliz”. No es hasta el final cuando muchas personas se dan cuenta de que, en realidad, han estado atrapados en rutinas, miedos, zonas de confort, que han hecho su vida aburrida y poco feliz. ¡Vive!

Y ahora yo te emplazo a que te mires al espejo, hagas tu lista de deseos y te pongas en marcha para que en tu lecho de muerte te sientas satisfecho de la vida que has vivido.

¿A qué esperas? Como decía Steve Jobs “Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón”

Escribir un Comentario