¿Tu pareja te suma o te resta?

¿Tu pareja te suma o te resta?

Este artículo lo dedico a mis queridos amigos de parejaquesuma.com con los que estaré el próximo días 24 de junio haciendo un directo para charlar sobre las bodas en tiempos de COVID.

Pues bien, os hago esta pregunta, ¿Crees que tu pareja te suma o te resta? Esta junto con otra pregunta es la que realizo a las parejas que vienen a terapia de pareja ¿A que me refiero con esto? Está claro, cuando estás junto a tu pareja te sientes llen@ de energía, confiad@, con proyectos por delante llenos de ilusión, etc. O bien te quedas aplatanad@, sin fuerza, te inunda la tristeza o angustia, cada vez que propones algo sólo sientes que te pone palos a la rueda en lugar de motivarte, etc.

La otra pregunta que hago es muy sencilla ¿Os queréis? Y claro ante esta pregunta es muy difícil que me digan que no, el amor siempre prevalece. El vínculo con tu pareja siempre va a existir, pero ¿Cómo es ese amor? ¿Cual es la danza de amor que tenéis ahora como pareja? Se dan una serie de bailes relacionales, las danzas del amor. Cada pareja en un determinado momento danza de una manera. Cuanto más rico sea el baile relacional, más feliz nos hará la pareja. Con el baile relacional, danzamos a través del amor para dar a tu pareja lo que tú le puedes dar y lo que la otra parte quiere o puede recibir.

Este confinamiento ha servido para ser conscientes de cómo nos relacionamos con nuestra pareja sin tanto elemento externo ¿Te ha gustado? ¿Qué ha pasado cuando empezáis a retomar vuestra vida exterior? ¿Es mejor o peor? ¿Te has sentido atrapad@ en la relación? Ha sido una auténtica prueba de fuego cómo hemos bailado estando juntos durante 2 o 3 meses.

Desde mi punto de vista una buena relación de pareja se basa en:
• Tener una relación fácil, con unos valores similares, sin conflictos.
• Que se de la confianza mutua, sin secretos ni mentiras.
• Donde se pueda hablar fácilmente de todas las cosas, sin reproches, sin dejarse de hablar durante horas o días.
• Que siga fluyendo la pasión y la ilusión, manteniendo viva la llama del amor, dejando atrás la monotonía.
• Aceptando a cada uno, con su personalidad y sus cargas familiares.
• Amándonos los dos por igual, sin que uno aporte mucho más a la relación.
• Seguir creciendo juntos, en una evolución como personas compartida, sumando.

Escucha tu alma, escucha tu corazón y decide si esta es la pareja que te suma, que hace de ti algo mejor.

A veces no es sencillo. Quien me conoce ya sabe que siempre digo que el mejor curso prematrimonial es hacer un proceso de autoconocimiento y así poder aportar a la relación la esencia de tu ser sin miedos, sin orgullo, sin prejuicios, sin ninguna máscara para esconder tus pequeñas “taras”. Soy así y si me quieres es porque aceptas mi persona con sus luces y sus sombras.

Para mi la relación de la pareja es cómo navegar en un velero e ir surcando los mares con un destino claro, llevando el timón entre ambos, sabiendo lidiar con las marejadas y disfrutando de los días soleados. Aunque haya marea alta, aunque haya marea baja en el fondo del mar todo sigue en calma….

Si sientes que tu barco no está navegando adecuadamente te ofrezco estos dos consejos:
• No tomes la decisión de separarte cuando estás en plena crisis. Hazlo tras un trabajo emocional que te haga ver todo con perspectiva.
• Si o sí haz terapia de pareja, es más barato que el abogado y te servirá para el resto de tu vida, te separes o no.

Puedes escuchar este podcast donde hablo de todo esto:

Escribir un Comentario